tag.
  • Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

Sana tus finanzas

Sana tus finanzas

Sana tus finanzas 800 489 Privesa

¿Cómo funciona? Para comenzar, debes estar consciente de tu situación económica actual; también debes reconocer qué fue lo que te llevó a encontrarte en esta situación, para que no vuelvas a repetirlo. No dejes pasar más tiempo; evita que se agraven tus deudas.

  • Paso 1. Haz un presupuesto. Esto te ayudará a identificar tus ingresos y egresos para poder distribuirlos de la mejor manera y saber cuál es tu capacidad de pago para las cuentas pendientes. Además, te brindará más información para saber qué cambios puedes hacer para recortar gastos, comenzar a ahorrar y poder destinar más dinero a tus deudas a fin de acelerar su liquidación.
  • Paso 2. Identifica tus deudas. Haz una lista de todas ellas e identifica cuánto debes en cada una y cuánto es su pago mínimo. Por cada deuda que tengas realiza la siguiente operación: ¿Cuánto debo? + ¿Cuál es el pago mínimo? = Meses que tardaré en liquidar el adeudo.
  • Paso 3. Ordena tus deudas. Enlístalas de tal forma que la primera sea aquella que puedas liquidar en menos tiempo, pon al final la que tiene mayor plazo de pago.
  • Paso 4. Comienza a pagar. En la deuda número 1, paga el mínimo y añade lo que pudiste destinar del recorte de gastos y tu ahorro (del paso 1). Es importante que sigas pagando la cantidad mínima en todas tus deudas. Repite este paso hasta que las hayas liquidado.
  • Paso 5. No cambies el plan. Es importante que no te desvíes para alterar el resultado final. Una vez que hayas liquidado la primera deuda, la segunda la pagarás de igual forma, solo que ahora añadirás el monto del pago mínimo que realizabas en la primera deuda. Otra vez, no olvides pagar el mínimo de tus demás cuentas. Cuando concluyas con la segunda sigue los mismos pasos para la tercera y así con las demás cuentas, hasta liquidarlas todas.

Cuando hayas terminado de liquidar tus deudas sigue ahorrando el mismo porcentaje que tenías destinado para cubrir los pagos, de esta forma comenzarás a ahorrar. Tus ahorros deposítalos de manera formal en una institución financiera y en poco tiempo verás los resultados, pasarás de deudor a ahorrador.

Comparte este articulo:

Dejar una Respuesta