tag.
  • Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

Inclusión financiera

La inclusión financiera se define como el acceso y uso de productos financiero bajo una regulación que garantiza protección al usuario.

La inclusión financiera

La inclusión financiera 800 489 Privesa

La inclusión financiera se define como el acceso y uso de productos y/o servicios financieros bajo una regulación que garantiza esquemas de protección al usuario y que promueve la educación financiera para mejorar las capacidades en materia de finanzas de todos los segmentos de la población.

Los cuatro componentes fundamentales:

  • Acceso. Entrada al sistema financiero en cuanto a la infraestructura disponible para brindar productos y/o servicios financieros, esto es, a los puntos de contacto entre las instituciones financieras (canales de acceso) y la población.
  • Uso. La adquisición o contratación, por parte de la población, de uno o más productos financieros, así como a la frecuencia con que son utilizados. Esto se refiere a la demanda de servicios financieros, misma que refleja el comportamiento y las necesidades de la población.
  • Protección y defensa al consumidor. Los productos financieros, nuevos o ya existentes, se encuentren bajo un marco que garantiza como mínimo, la transparencia de información, el trato justo y mecanismos efectivos para la atención de quejas y asesoría de los usuarios contra prácticas desleales y abusivas.
  • Educación financiera. Acciones para que la población adquiera aptitudes, habilidades y conocimientos para un correcto manejo y una buena planeación de sus finanzas personales o familiares, así como para evaluar la oferta de productos y/o servicios financieros para tomar la decisión que mejor se ajuste a su necesidad.

La inclusión financiera se define como el acceso y uso de productos financiero bajo una regulación que garantiza protección al usuario.Para contribuir a la medición de la inclusión financiera en México, y fortalecer las políticas y programas para su fomento, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) y el Consejo Nacional de Inclusión Financiera (CONAIF) desarrollan estrategias e información estadística para medir e incrementar la oferta de productos y/o servicios financieros.

La colaboración en conjunto de las instituciones financieras, empresas privadas y la tecnología, permiten que cada vez más personas tengan acceso a los productos y/o servicios financieros.

Inclusión financiera durante el 2020 en México

Inclusión financiera durante el 2020 en México 800 489 Privesa

La Política Nacional de Inclusión Financiera (PNIF) fue revisada y actualizada para incorporar, entre otros elementos:

  • El concepto de salud financiera.
  • El establecimiento de metas y responsables.
  • La integración de la educación económico-financiera.
  • La alineación con el despliegue de los programas sociales y otras políticas.

En tal virtud, esta fue presentada el 11 de marzo por las autoridades financieras y educativas de México en el Museo Interactivo de Economía.

La PNIF está conformada por un objetivo general, el de “Fortalecer la salud financiera de la población mexicana, a través del incremento en el acceso y uso eficiente del sistema financiero, del desarrollo de las competencias económico-financieras, y del empoderamiento del usuario”, así como por una estrategia transversal “Generar información e investigación para identificar barreras y áreas de oportunidad en la inclusión financiera de la población” y seis objetivos, cada uno de los cuales despliega estrategias y líneas de acción para impulsar tanto la inclusión y las competencias económico-financieras, como la protección al usuario de productos y servicios financieros en México:

  1. Facilitar el acceso a productos y servicios financieros para personas y mipyme.
  2. Incrementar los pagos digitales entre la población, comercios, empresas y los tres niveles de gobierno.
  3. Fortalecer la infraestructura para facilitar el acceso y provisión de productos y servicios financieros y reducir las asimetrías de información.
  4. Incrementar las competencias económico-financieras de la población.
  5. Fortalecer el acceso a herramientas de información y a mecanismos de protección financiera.
  6. Favorecer la inclusión financiera de personas en situación de vulnerabilidad, como mujeres, migrantes, personas adultas mayores, indígenas y población rural.

La educación financiera en México

La educación financiera en México 800 489 Privesa

De acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), la educación financiera puede ser definida como el proceso por el cual los consumidores/inversores financieros mejoran su conocimiento sobre los productos y/o servicios, conceptos y riesgos financieros y, mediante esa información, desarrollan las habilidades y confianza para adquirir una mayor concienciación de los riesgos y oportunidades financieras, para tomar decisiones informadas, para saber dónde acudir para pedir ayuda y adoptar otras medidas efectivas para mejorar su bienestar financiero.

Según la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) la inclusión financiera comprende el acceso y uso de los servicios financieros bajo una regulación apropiada. De tal modo, implica promover la educación financiera para mejorar las capacidades de todos los segmentos de la población.

Producir un gran alcance en favor de la educación financiera es una tarea urgente y necesaria por varias razones. En primer lugar, porque hay grandes lagunas en los conocimientos financieros de la gente y de los mismos usuarios. Esto tiene una serie de consecuencias adversas para las personas, como el endeudamiento excesivo, la falta de ahorro para el futuro y la poca claridad sobre los beneficios que puede ofrecer una inversión en las actividades productivas, la adquisición de activos, o la educación de los hijos.

En segundo lugar, la falta de información, aunada a la escasa penetración del sistema financiero, fomentan el uso de servicios financieros informales (tandas, ahorro bajo el colchón, solicitud de crédito a prestamistas), con frecuencia desventajosos y a costos elevados.

En México, se debe enfrentar el reto de la educación financiera personal, para que la población pueda alcanzar una mejor calidad de vida, aprovechando de mejor manera los ingresos. También proporciona herramientas para la toma de decisiones relativas a la planeación para el futuro, así como información pertinente y clara que da lugar a un mayor y mejor uso de los productos y servicios financieros.

Algunos de sus beneficios:

  • Los usuarios tienden a ahorrar más, lo que normalmente se traduce en mayores niveles de inversión y crecimiento de la economía en su conjunto.
  • Puede generar un intercambio de información de mayor calidad entre las instituciones financieras y sus clientes.
  • Los usuarios demandan servicios adecuados a sus necesidades y los intermediarios financieros tienen un mejor conocimiento de las necesidades de los usuarios, lo que da lugar a una mayor oferta de productos y/o servicios financieros novedosos, aumentando la competitividad en el sector.