• Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

gastos

Durante la temporada de ofertas se incrementan nuestros gastos y las transacciones bancarias por diversas compras que realizamos.

Cuidado con tus datos personales

Cuidado con tus datos personales 800 489 Privesa

Durante la temporada de ofertas se incrementan nuestros gastos y las transacciones bancarias por diversas compras que realizamos. ¡Debes tener cuidado! Es importante que planifiques tu consumo de manera responsable y protejas tus datos personales.

Durante la temporada de ofertas se incrementan nuestros gastos y las transacciones bancarias por diversas compras que realizamos.

En caso de realizar compras en línea, sigue estos consejos de la CONDUSEF:

  • No confíes en todos los enlaces que aparecen con promociones de productos, algunos podrían llevarte a sitios con virus e infectar tu equipo para robar tu información personal.
  • Realiza las compras directamente en las páginas oficiales de los productos que estás buscando, de esta manera no triangulas tus datos financieros a intermediarios.
  • Evita usar dispositivos o redes de Wifi públicos y no guardes contraseñas de correos o de banca electrónica.
  • Si realizas la compra a través de un intermediario, verifica que tenga comentarios positivos de otros compradores y si no los tiene, de preferencia busca más opciones. Es mejor que no compartas tu información personal ni realices ninguna transferencia.

Durante la temporada de ofertas se incrementan nuestros gastos y las transacciones bancarias por diversas compras que realizamos.

Recuerda que es tu responsabilidad cuidar tus datos personales, de esta manera evitas ser víctima de robos de identidad o fraudes financieros.

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

Gastos fijos y variables

Gastos fijos y variables 800 489 Privesa

Diferenciar entre gastos fijos y variables te permite encontrar un mayor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración en tus finanzas personales.

Analiza tus gastos. Hay muchos aspectos que involucran desembolsar dinero. Por ejemplo: en fechas estacionales, donde se debe hacer el pago de colegiaturas y la compra de útiles, la compra de algún presente para esa persona especial, los gastos que realizamos en el súper, algunos otros considerados básicos como luz, agua, teléfono y otros para cubrir servicios como plataformas de streaming.

Los gastos fijos. Son aquellos que se realizan con frecuencia, como alimentación, transporte, servicios, deudas, educación, renta, entre otros. Algunos de estos gastos no se pueden eliminar, pero sí puede implementarse un ajuste, por ejemplo: utilizar menos luz y gas, no desperdiciar el agua, entre otros. Son formas en las que encontrarás un ahorro.

Los gastos variables. Estos gastos cambian de acuerdo con los gustos y actividades de cada persona, como la compra de ropa y calzado, comidas fuera de casa, visitas al cine o algunos derivados de emergencias. Muchos de estos gastos pueden ser innecesarios, incluso pueden evitarse.

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

La CONDUSEF elaboró una encuesta donde los números arrojan que los mexicanos no llevan un control en sus finanzas, debido a que no realizan un presupuesto. Donde, el 92% de los mexicanos afirmaron tener más gastos que ingresos y el 67% no lleva un registro constante de sus ingresos y gastos.

Es posible llevar y mantener un buen control en las finanzas personales con ayuda de un presupuesto, y este funciona para:

  • Tener un mayor control de los gastos
  • Identificar gastos innecesarios o aquellos donde puedes realizar un ajuste
  • Conocer las posibilidades de ahorro para la obtención de metas
  • Saber la capacidad de pago para evitar contraer deudas que no se pueden pagar

Para poder elaborarlo es necesario identificar ingresos:

Los ingresos fijos son aquellos que se perciben regularmente, por ejemplo: el salario que recibes cada quincena o una pensión, si estás retirado.

Puede presentarse el caso donde los ingresos por tu trabajo no siempre sean los mismos, a estos se les nombra ingresos variables, por ejemplo: un conductor, ya sea de un taxi o alguna plataforma digital, percibe ingresos derivados de sus viajes y no siempre es la misma cantidad.

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

Al registrar este tipo de ingresos en tu presupuesto es mejor suponer que estos serán más bajos de lo que pueden llegar a ser. Es mejor que te sobre y no que falte.

Una vez que tengas tu presupuesto y puedas seguirlo correctamente, registra diariamente y comienza a identificar tus gastos. Así podrás identificar lo que no necesitas, además, por pequeño que sea el gasto, pueden convertirse en una fuga para tus finanzas personales.

Identificar un gasto de otro, permite administrar de mejor forma tus ingresos y ahorrar de una manera responsable.

Gastos en la nueva normalidad

Gastos en la nueva normalidad 800 489 Privesa

Cinco cosas que debes incluir en tu presupuesto

La nueva normalidad por la pandemia de COVID-19 nos ha obligado a cambiar muchas cosas, no solo la manera de convivir, también nuestras actividades, relaciones familiares, el cuidado de nuestra salud, la forma de manejar las finanzas del hogar y nos ha traído nuevos gastos:

  • La compra de cubrebocas, gel antibacterial, careta y otros insumos. Este gasto tal vez sea el que realizamos con más frecuencia, ya que es fundamental para nuestra salud y para mantenernos más seguros y seguras ante los posibles contagios. Incluir la compra de un kit de higiene básico en nuestra despensa, supone un gasto promedio mensual de 270 pesos, de acuerdo con el sig. ejercicio comparativo:   
  • Seguros médicos. De acuerdo con Mapfre México, la contratación de seguros de gastos médicos creció más de 20% durante los últimos seis meses, además de que la enfermedad por coronavirus está catalogada dentro de los 10 siniestros más costosos para el mercado. Debes saber que la mayoría de los seguros de gastos médicos (GMM) ya incluyen la cobertura ante COVID-19, sin embargo, también surgió la opción de contratar un seguro especializado en caso de ser diagnosticado con esta enfermedad. La ventaja de este nuevo producto es que su costo de contratación suele ser de un pago único y a un costo moderado. Si vas a contratar alguno, pregunta en diferentes aseguradoras si cuentan con este producto, compara su precio y cobertura en al menos tres de ellas.
  • Aplicaciones de entretenimiento por streaming. Otro de los gastos que ha crecido de manera exponencial en estos meses de confinamiento, han sido las suscripciones a plataformas de entretenimiento por streaming: Netflix, HBO, Amazon Video, PlayStation Plus, Spotify, etc. Y es que no podemos culpar a nadie que busque distracción y lo haya encontrado en este tipo de contenidos. De hecho, la tendencia venía en aumento desde mucho antes de la pandemia y estos desembolsos ya se habían ganado el nombre de gastos hormiga digitales. Nuestra recomendación es actuar de manera moderada en el caso de su contratación o de optar por comprar el costo y uso de la cuenta con familiares y amistades.
  • Comida y supermercado a domicilio. Otro gasto que la nueva normalidad nos ha traído, es el crecimiento de las aplicaciones que reparten comida a domicilio, así como el del supermercado en línea. Y es que una medida recomendada entre la sana distancia es la de no asistir a lugares concurridos, por ello muchas personas le han tomado el gusto a realizar su despensa con tan solo unos clics en sus dispositivos. Adoptar estas nuevas formas de consumo tiene sus ventajas, como el ahorro de tiempo, la posibilidad de comparar precios en un mayor número de tiendas, identificar otras marcas y productos, o el acceso a promociones exclusivas en tienda. La CONDUSEF te recomienda tomar en cuenta los costos de envío que esta modalidad puede incluir.
  • Adecuar tu espacio de home office. Por último, pero no menos importante, un gasto que también deberías empezar a considerar dentro de tu presupuesto es la adecuación de tu espacio de home office, y es que existen casos en las que empresas han establecido esta modalidad de trabajo de manera indefinida. Esto como medida de seguridad para cuidar la salud de sus empleados y empleadas.

Si bien el home office tiene sus ventajas, debes considerar posibles gastos como un mayor consumo de internet, luz, telefonía. También es posible que necesites artículos de papelería, entre los que se encuentran el uso de fotocopias y escaneo de documentos. Tal vez la reducción de gastos (como el ahorro de transporte, alimentos – gastos hormiga) te puedan ayudar a solventar esos desembolsos.

¡Trabaja en tu presupuesto y toma en cuenta estos nuevos gastos que seguramente ya identificaste!

 

Diferenciar entre gastos fijos y gastos variables te permitirá tener un mejor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración de tu dinero.

Gastos fijos y gastos variables

Gastos fijos y gastos variables 800 489 Privesa

Diferenciar entre gastos fijos y gastos variables te permitirá tener un mayor control sobre tu presupuesto, de esta manera, llevarás una mejor administración de tu dinero.

Analiza tus gastos. En el día a día se presentan muchos aspectos que involucran desembolsar dinero. Por ejemplo, nos encontramos en fechas donde se debe hacer el pago de colegiaturas y la compra de útiles, pero también están los gastos que realizamos en el súper, algunos otros para cubrir servicios básicos como luz, agua, teléfono y otros para cubrir los servicios como plataformas de streaming.

Diferenciar entre gastos fijos y gastos variables te permitirá tener un mejor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración de tu dinero.Los gastos fijos. Son aquellos que mes con mes debes pagar, por ejemplo: alimentación, transporte, servicios, deudas, educación, renta, entre otros. Algunos de estos gastos no se pueden eliminar, pero sí recortar, por ejemplo: utilizar menos luz y gas, no desperdiciar el agua, entre otros. Son maneras en las que se puede ahorrar.

Los gastos variables. Son gastos que cambian de acuerdo con los gustos y actividades de cada uno, por ejemplo, la compra de ropa y calzado, comidas fuera de casa, visitas al cine, cualquier gasto que derive de una emergencia. Muchos de estos gastos son innecesarios, incluso podemos evitarlos.

La CONDUSEF elaboró una encuesta donde los números dejaron claro que los mexicanos no llevan un control de su dinero, puesto que no realizan un presupuesto. Donde, el 92% de los mexicanos afirman haber tenido más gastos que ingresos y el 67% no lleva un registro constante de sus ingresos y gastos.

Diferenciar entre gastos fijos y gastos variables te permitirá tener un mejor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración de tu dinero.Es posible llevar y mantener un buen manejo de nuestras finanzas con ayuda de un presupuesto, y este funciona para:

  • Tener un control de los gastos
  • Identificar gastos innecesarios
  • Conocer las posibilidades de ahorro para la obtención de metas
  • Saber la capacidad de pago para evitar contraer deudas que no se pueden pagar

Para poder elaborarlo es necesario identificar ingresos:

Tus ingresos fijos son aquellos que percibes regularmente, por ejemplo: el salario que recibes cada quincena o una pensión, si estás retirado.

Puede darse el caso de que los ingresos por tu trabajo no siempre sean los mismos, a estos les llamamos ingresos variables, por ejemplo: un taxista percibe ingresos derivados de sus viajes y no siempre es la misma cantidad.

Diferenciar entre gastos fijos y gastos variables te permitirá tener un mejor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración de tu dinero.Al momento de registrar este tipo de ingresos en tu presupuesto es mejor suponer que estos van a ser más bajos de lo que pueden llegar a ser. Es mejor que te sobre y no que falte.

Una vez que tengas tu presupuesto y para seguirlo correctamente registra diariamente y comienza a identificar tus gastos. Así podremos identificar esos gastos de cosas que no necesitamos y que por pequeñas que sean se pueden convertir en una fuga para tus finanzas personales.

Identificar un gasto de otro, te permitirá administrar de mejor forma tus ingresos y ahorrar de manera responsable.