• Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

Gastos fijos y variables

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

Gastos fijos y variables

Gastos fijos y variables 800 489 Privesa

Diferenciar entre gastos fijos y variables te permite encontrar un mayor control sobre tu presupuesto, así llevarás una mejor administración en tus finanzas personales.

Analiza tus gastos. Hay muchos aspectos que involucran desembolsar dinero. Por ejemplo: en fechas estacionales, donde se debe hacer el pago de colegiaturas y la compra de útiles, la compra de algún presente para esa persona especial, los gastos que realizamos en el súper, algunos otros considerados básicos como luz, agua, teléfono y otros para cubrir servicios como plataformas de streaming.

Los gastos fijos. Son aquellos que se realizan con frecuencia, como alimentación, transporte, servicios, deudas, educación, renta, entre otros. Algunos de estos gastos no se pueden eliminar, pero sí puede implementarse un ajuste, por ejemplo: utilizar menos luz y gas, no desperdiciar el agua, entre otros. Son formas en las que encontrarás un ahorro.

Los gastos variables. Estos gastos cambian de acuerdo con los gustos y actividades de cada persona, como la compra de ropa y calzado, comidas fuera de casa, visitas al cine o algunos derivados de emergencias. Muchos de estos gastos pueden ser innecesarios, incluso pueden evitarse.

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

La CONDUSEF elaboró una encuesta donde los números arrojan que los mexicanos no llevan un control en sus finanzas, debido a que no realizan un presupuesto. Donde, el 92% de los mexicanos afirmaron tener más gastos que ingresos y el 67% no lleva un registro constante de sus ingresos y gastos.

Es posible llevar y mantener un buen control en las finanzas personales con ayuda de un presupuesto, y este funciona para:

  • Tener un mayor control de los gastos
  • Identificar gastos innecesarios o aquellos donde puedes realizar un ajuste
  • Conocer las posibilidades de ahorro para la obtención de metas
  • Saber la capacidad de pago para evitar contraer deudas que no se pueden pagar

Para poder elaborarlo es necesario identificar ingresos:

Los ingresos fijos son aquellos que se perciben regularmente, por ejemplo: el salario que recibes cada quincena o una pensión, si estás retirado.

Puede presentarse el caso donde los ingresos por tu trabajo no siempre sean los mismos, a estos se les nombra ingresos variables, por ejemplo: un conductor, ya sea de un taxi o alguna plataforma digital, percibe ingresos derivados de sus viajes y no siempre es la misma cantidad.

Diferenciar entre gastos fijos y variables te ayuda a encontrar un mejor control sobre tu presupuesto, mejorando tus finanzas personales.

Al registrar este tipo de ingresos en tu presupuesto es mejor suponer que estos serán más bajos de lo que pueden llegar a ser. Es mejor que te sobre y no que falte.

Una vez que tengas tu presupuesto y puedas seguirlo correctamente, registra diariamente y comienza a identificar tus gastos. Así podrás identificar lo que no necesitas, además, por pequeño que sea el gasto, pueden convertirse en una fuga para tus finanzas personales.

Identificar un gasto de otro, permite administrar de mejor forma tus ingresos y ahorrar de una manera responsable.

Comparte este articulo:

Dejar una Respuesta