• Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

tarjeta de crédito

Si tienes algún crédito seguramente has recibido tu estado de cuenta por parte de tu institución financiera, debes conocerlo bien.

Toma en cuenta tu estado de cuenta

Toma en cuenta tu estado de cuenta 1600 978 Privesa

Si tienes algún crédito seguramente has recibido estado de cuenta por parte de tu institución, pero ¿le prestas la atención suficiente a esa información?

Si tienes algún crédito seguramente has recibido tu estado de cuenta por parte de tu institución financiera, debes conocerlo bien.

La CONDUSEF sugiere tener presente algunos conceptos que son importantes:

  • Pago mínimo. Es la cantidad que pide la institución para mantener tu crédito vigente. Generalmente es la cantidad mínima requerida por la institución financiera, pero recuerda que, si solo realizas este pago y no abonas un poco más, puedes tardar mucho tiempo en liquidar tu deuda.
  • Pago para no generar intereses. Significa el pago total de la deuda antes de vencer la fecha establecida, esto para que la institución no te aplique ningún tipo de interés.
  • Fecha de corte. Es el día en que se cierra tu cuenta con todos los movimientos realizados durante los últimos 30 días.
  • Fecha de pago. Es la fecha límite que tienes para pagar tu deuda, o al menos el pago mínimo.
  • Saldo actual y saldo al corte. El saldo actual es la cantidad que debes a la institución financiera. El saldo al corte es la suma de todas las operaciones que has realizado con tu tarjeta de crédito a la fecha de corte.
Si tienes pensado contratar una tarjeta de crédito, o ya la tienes, debes conocerla mucho para evitar sorpresas.

La tarjeta de crédito, conócela más

La tarjeta de crédito, conócela más 800 489 Privesa

Si tienes pensado contratar una tarjeta de crédito, o ya la tienes, debes conocer más sobre ella, por lo que debes identificar los siguientes conceptos:

  • Límite de crédito. Es la cantidad máxima que presta la institución al contratante y se determina por la capacidad de pago y los ingresos de este.
  • Pago mínimo. Es la cantidad mínima requerida que debes cubrir en la fecha límite de pago para mantener tu cuenta al corriente, pero no es recomendable pagar solo este monto, pues la deuda tardará mucho en liquidarse.
  • Fecha de corte. Es la fecha en la que la institución hace un corte para calcular tu deuda, definir el pago mínimo y el monto de los intereses.
  • Intereses. Es el monto que pagas por el dinero que te presta la institución. Se carga cuando no se liquida la totalidad del saldo al día del corte.
  • Pago para no generar intereses. Es la suma total de los saldos anteriores, intereses, comisiones y si existen parcialidades de compras a meses. Es recomendable cubrirlo para mantener en orden nuestras finanzas.
  • Saldo al corte. Es la cantidad que se debe a la fecha de corte, en este van incluidos los saldos del periodo anterior, los intereses, comisiones y los pagos realizados por el usuario.
  • CAT. Es el Costo Anual Total y para calcular esta cifra se utiliza la tasa de interés, la anualidad y la comisión del banco por el uso del crédito, por ello la CONDUSEF te recomienda utilizar la tarjeta de crédito que tenga el CAT más bajo.

Si tienes pensado contratar una tarjeta de crédito, o ya la tienes, debes conocerla mucho para evitar sorpresas.

Es importante recordar que antes de contratar cualquier tarjeta de crédito, se recomienda comparar costos y comisiones en el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros, así como consultar el desempeño de las instituciones en el Buró de Entidades Financieras.

¿Qué tipo de usuario de productos y servicios financieros eres?

¿Qué tipo de usuario de productos y servicios financieros eres? 800 489 Privesa

¿Te has puesto a pensar qué tipo de usuario eres al momento de contratar y utilizar productos financieros? Al responder el siguiente test de la CONDUSEF, podrás averiguarlo:

Al contratar un crédito, ¿qué consideras para elegir?

  1. Elijo el que me cueste menos
  2. Comparto en diferentes instituciones y elijo el que se adecue a mis necesidades
  3. Elijo el que sea, para salir de un apuro cualquier es bueno

Si contratas un seguro, ¿eliges el de prima más baja?

  1. Sí, de esta manera puedo ahorrar más
  2. No, comparo y verifico que el seguro sea el adecuado para mí
  3. El que sea, no importa si es caso

*Prima. Es el costo anual del seguro mediante el cual la compañía ofrece protección al asegurado, basado en la suma asegurada alcanzada y la edad cumplida del asegurado al momento de la contratación y renovaciones posteriores.

*Suma asegurada. Es el límite de responsabilidad de la compañía, elegido por el  asegurado y por el cual estará protegido por cada una de las coberturas contratadas, incluyéndose incrementos y/o decrementos realizados a la suma asegurada durante la vigencia de la póliza.

En cuanto a las comisiones, ¿qué es lo que consideras?

  1. Considero la que sea menor, para que no afecte mis finanzas personales
  2. Identifico y comparo
  3. Nunca me fijo en el monto de las comisiones

¿Las tasas de interés que te cobran son importantes para ti?

  1. Sí, de preferencia elijo la que sea menor en el mercado
  2. Si el producto es el adecuado, la tasa de interés no importa mucho
  3. No, siempre contrato en la primera opción que tengo

¿Cada cuánto usas tu tarjeta de crédito?

  1. Procuro usarla el mínimo de veces
  2. Regularmente, dependiendo de la compra
  3. Siempre, sin importar la compra

Si obtuviste:

Mayoría de 1. Eres ahorrador, te importa más ahorrar que gastar demás. Aunque recuerda que no siempre lo más barato es lo mejor.

Mayoría de 2. Eres cuidadoso, no escoges lo más barato ni lo más caro, procuras siempre elegir la mejor opción y lo que se adecue a lo que necesitas.

Mayoría de 3. Eres impulsivo, no tomas en cuenta si lo que compras o contratas es lo mejor para ti. Debes comparar y analizar para tomar las mejores decisiones.

Recuerda que existen herramientas como el Catálogo Nacional de Productos y Servicios Financieros y el Buró de Entidades Financieras en los cuales puedes encontrar la información necesaria para elegir el producto o servicio financiero que más se adecue a tu necesidad.

El préstamo y la tarjeta de crédito

El préstamo y la tarjeta de crédito 800 489 Privesa

Cuando se presenta algún apuro económico, puede surgir la pregunta ¿será mejor solicitar un préstamo o utilizar la tarjeta de crédito (TDC)?

Su funcionamiento:

En un préstamo personal se solicita una cantidad de dinero, y se fija un plazo para devolverla a la entidad. A partir de ahí se determina una cuota mensual en la que se vaya devolviendo el capital prestado por la entidad financiera, junto con los intereses correspondientes.

Se trata de un instrumento financiero diseñado para quienes necesitan una cantidad de dinero de forma inmediata para hacer frente a necesidades como pagos, deudas o compras.

Un elemento de vital importancia es conocer el tipo de interés que será aplicado. Esto será de gran ayuda a la hora de calcular con exactitud cuánto debemos pagar por concepto del crédito solicitado. Normalmente los intereses a pagar dependen del tiempo que tardes en devolverlo. La Tasa Anual Equivalente (TAE), permite de forma sencilla comparar distintos préstamos para poder entender las obligaciones, gastos y costos que cada préstamo trae consigo.

La TDC es un instrumento financiero emitido por una entidad especializada a nombre de una persona para que sea utilizada para efectuar compras sin tener que realizar el pago en efectivo, además, pudiéndose llevar el pago de los productos y/o servicios a períodos futuros.

En las TDC se tiene un monto disponible para gastar, sin que se tenga necesariamente en una cuenta, durante un periodo de tiempo (generalmente un mes) se van acumulando operaciones que se hayan realizado y al finalizar el periodo, se cargan a la cuenta a la que se encuentre asociada la tarjeta.

También se debe considerar que todo usuario de tarjeta de crédito debe cubrir un costo anual que varía dependiendo de la entidad financiera donde se solicite.

En la TDC se puede disponer de una cantidad máxima de dinero a crédito, pero se debe tener presente que se debe contar con ese dinero en la cuenta cuando vayan a cargar el gasto total. De lo contrario, la entidad bancaria cobrará al usuario una serie de intereses, la TAE. Este porcentaje se establece en las condiciones a la hora de firmar el contrato de la TDC.

Por tal, si el bien que desea adquirir es de un valor elevado y se presenta una situación económica más delicada, la opción será solicitar un préstamo personal, de esta forma no se presentará la preocupación mes a mes por hacer frente al cargo de tu tarjeta de crédito. Y si se trata de un gasto por una compra inesperada y el cobro de la nómina se aproxima, puedes optar por la tarjeta de crédito. Sin embargo, es recomendable el contar con una buena salud financiera que esté permitiendo el ahorro.