• Una solución hacia grandes oportunidades

INICIAR SESIÓN

Sin categoría

Si cuentas los días para que llegue la quincena, es muy probable que tus finanzas no sean las más saludables.

¿Cómo hacer rendir mi dinero?

¿Cómo hacer rendir mi dinero? 800 489 Privesa

¿Cuentas los días para recibir la quincena y cuando llega se te va en un abrir y cerrar de ojos? Esto indica que tus finanzas no son las más saludables y es muy probable que algunas de tus deudas se encuentren fuera de control.

¡No hay ninguna duda! Es momento de revisar el manejo de tus finanzas. La CONDUSEF recomienda seguir estos pasos para tomar un mejor camino.

  1. Primero cubre tus necesidades y después tus gustos. Atiende en primer lugar tus gastos fijos como alimentación, renta, transporte, servicios básicos y no olvides hacer un esfuerzo para aportar algo al ahorro.
  2. ¿Cargas más efectivo del que necesitas? En lugar de cargar con efectivo de más, intenta utilizar tu tarjeta de débito, es segura y la aceptan en distintos establecimientos, eso te ayudará a llevar un control en tus gastos.
  3. Utiliza el crédito a tu favor. No des los famosos “tarjetazos” solo por impulso, ni uses tu tarjeta como dinero adicional a tu sueldo, recuerda que es un préstamo y te cobran intereses. Consulta tu fecha de corte y última de pago. Utiliza el crédito para adquirir bienes duraderos.
  4. ¿Cuáles son tus metas? Para administrar correctamente tu dinero es necesario tener objetivos a futuro. De no hacerlo, gastarás por impulso “sin importar el mañana” por vivir el presente, y eso te puede traer severos problemas en tus finanzas.
  5. ¿Generas un ahorro? Cuando se presenta una emergencia o algún evento y quieres solventarlo, no debes pedir prestado y sobre endeudarte, lo mejor es construir un fondo de ahorro.

Si cuentas los días para que llegue la quincena, es muy probable que tus finanzas no sean las más saludables.

Ten presente que administrar tu dinero de forma correcta puede ser más sencillo de lo que imaginas, además, trae beneficios para ti y tu familia.

Evita el fraude cibernético

Evita el fraude cibernético 800 489 Privesa

Se conoce como fraude cibernético a aquellas estafas que utilizan la red para realizar transacciones ilícitas, aprovechando el desconocimiento o poco cuidado de las personas que utilizan los servicios financieros en línea.

  • Correo basura o SPAM. Te invita a visitar una página o descargar algún archivo; por lo general es un virus que roba la información de tu dispositivo.
  • Phishing. El defraudador se hace pasar por una institución financiera; con un mensaje te indica un supuesto error en tu cuenta bancaria, y al ingresar tus datos, obtienen tu información confidencial como: número de tarjeta, clave, datos de cuentas bancarias, contraseñas, etc.
  • Smishing. Es un mensaje SMS a tu dispositivo móvil con la finalidad de que visites una página web fraudulenta y así obtener tu información bancaria para realizar transacciones en tu nombre.
  • Pharming. Consiste en redirigirte a una página de internet falsa para robar tu información. Suelen mostrar leyendas similares a: ¡Felicidades, eres el visitante un millón, haz clic aquí para reclamar tu premio!
  • Vishing telefónico. Donde los delincuentes simulan ser empleados de alguna institución para robar tu información personal.

¿Cómo evitarlo?

  • Jamás entregues tus datos por correo electrónico.
  • Las empresas y bancos nunca te van a solicitar tus datos por teléfono o internet.
  • No des clic a páginas sospechosas o respondas mensajes sobre un supuesto premio.
  • Verifica que el sitio en el que navegas cuente con el protocolo de seguridad “https://” y un candado cerrado en la barra de direcciones.
Demanda elástica e inelástica. La demanda de un producto puede o no disminuir cuando se presenta un incremento en su precio.

Demanda elástica e inelástica

Demanda elástica e inelástica 800 489 Privesa

Demanda elástica. Varía dependiendo de lo que ocurra con el precio del producto, teniendo como resultado un cambio en la cantidad demandada, es decir, si el precio del producto sube, el número de la demanda baja y se presenta con los productos que tienen un bien sustituto.

Ejemplo:  Si un vendedor de jitomate aumenta el precio de 45 a 65 pesos, la demanda de este será menor, ya que el cliente tendrá la opción de consumirlo en otro lugar y a mejor precio.

La demanda elástica varía de acuerdo con lo que ocurra en el precio del producto. La demanda inelástica es la que sufre una mínima variación en cuando se presenta un cambio en el precio del producto.

Demanda inelástica. Sufre una nula o mínima variación en la demanda cuando se presenta un cambio en el precio del producto, en otras palabras, la variación del precio no representa un cambio significativo en su demanda y se muestra con productos que no tienen un bien sustituto.

Ejemplo: Si un medicamento tiene un aumento en el precio de 60 a 76 pesos, no representará una caída considerable en la demanda porque difícilmente se podrá sustituir con otra opción.

La demanda elástica varía de acuerdo con lo que ocurra en el precio del producto. La demanda inelástica es la que sufre una mínima variación en cuando se presenta un cambio en el precio del producto.

Tips para planificar gastos

Tips para planificar gastos 800 489 Privesa

Un plan de gastos es necesario para tomar el control de nuestro dinero, permite que lo asignemos a lo que más nos importa, funciona para tomar decisiones y evitar que los gastos superen los ingresos.

En esta época nos encontramos con varios factores que juegan en contra de nuestro orden financiero, por un lado, llegamos a ser víctimas de los medios publicitarios que juegan su papel para incrementar el impulso a comprar. De tal modo, terminamos enfrentándonos a gastos superiores a lo que realmente deberíamos permitir.

También debemos considerar el uso de las tarjetas de crédito y pensarlo dos veces antes de financiarnos con las mismas, porque puede traer resultados inesperados, por lo cual, debemos revisar los intereses y costos asociados para evitar sorpresas al recibir el estado de cuenta.

El plan permite saber cómo gastaremos el dinero de manera eficiente-sostenible, y cumplir con necesidades inmediatas. Es recomendable tomar nota y crear una lista donde se establezcan los gastos y los ingresos para poder determinar donde se pueden hacer recortes, en caso de que sea necesario.

Lo primero es definir los gastos que se deben asumir y que se dividen en fijos y variables. Los gastos fijos son los destinados a costos de vivienda (agua, luz, teléfono, internet, mantenimiento), son los seguros y, de la misma forma se incluyen gastos que corresponden a la alimentación, transporte, salud, gastos educativos propios o de los hijos.

Los gastos variables son aquellos referentes a entretenimiento como boletos al cine, paseos, compra de tecnología, comidas fuera del hogar, entre otros.

Así como las prioridades, los tipos de gastos fijos y variables pueden cambiar por familia o persona, mucho depende de las necesidades y dinámicas personales. Por ejemplo, si una persona no tiene tiempo de cocinar y diario almuerza cerca de la oficina, esto se considera un gasto fijo, lo que podría ser un gasto variable para quien sí tiene tiempo para cocinar.

En lo que corresponde a los gastos fijos, en su mayoría no se pueden realizar ajustes significativos, lo que sí es posible hacer, es ahorrar en el consumo de servicios públicos, buscando alternativas que permitan disminuir la cuota de casa, así como optimizar el uso del auto con desplazamientos con el transporte público o medios alternativos.

En los gastos variables es posible ser más exigente con medidas como restringir compras de tecnología, vestuario, comidas fuera de casa, bebidas como el café, que se consume en el entorno laboral, entre otros.

El objetivo del plan de gastos es que las finanzas personales y de familia no se vean afectadas. Funciona para tomar el control de nuestro dinero, en otras palabras, decidir qué es lo que quiero que ese dinero haga por mí.